ECF / NOTICIAS

El regreso a Elche de un histórico del fútbol español

Los duelos en tierras ilicitanas ante los colchoneros son ligeramente favorables a los franjiverdes que vencieron en ocho ocasiones; seis acabaron en tablas y cayeron derrotados en los cinco encuentros restantes

29/11/2013 18:05

La primera visita a Elche del Atlético de Madrid fue en la temporada 1959/60 y sifnificó toda una fiesta para la ciudad. Se diputaba la penúltima jornada de la primera temporada en la élite del fútbol nacional y los ilicitanos ocupaban la décima posición en la tabla. La ocasión de ver en acción a los Pazos, Griffa, Adelardo, Peiró o Collar con la tranquilidad de haber conseguido el objetivo de la permanencia supuso que el viejo Altabix registrara un ambiente festivo en un partido abierto y de ataque que terminaría con la victoria del Atlético de Madrid por 3-4. César y Pahuet, en dos ocasiones para el Elche; y Collar, Vavá, Miguel y Joaquín Peiró por los colchoneros fueron los autores de los siete goles. Los ilicitanos aguantaron el empate a tres goles en el marcador hasta la recta final del partido, pero sería Peiró quien anotase el último y definitivo gol que dio la victoria al cuadro dirigido por José Villalonga.

Aquel fue el último partido que el mítico César Rodríguez diputaría con el Elche. Tanto el Club como la ciudad se volcaron en el homenaje que se le rindió en la previa del partido. Las peñas prepararon varios regalos para el técnico leonés y las tracas y cohetes se contaron por cientos. La Junta Provincial de Deportes y Educación Física le otorgó la medalla al mérito deportivo que le entregó Miguel Moscardó, Conde del Alcázar de Toledo. Por su parte el Ayuntamiento de Elche le concedió la medalla local al mérito deportivo. César, por su parte, tuvo el detalle de invitar al partido a todos los escolares de la ciudad.

La temporada siguiente el partido terminó en empate a dos goles, en un partido en el que los ilicitanos remontaron en dos ocasiones el marcador adverso. El brasileño Ramiro y Joaquín Peiró adelantaban a los colchoneros y Rodri, en dos ocasiones, ponía las tablas en el marcador. El resultado no agradó a la expedición del Atlético.

Ya en octubre de 1961, los colchoneros visitaban por tercera vez el viejo Altabix y de nuevo vencía, esta vez por 1-2, en un partido que finalizó con polémica arbitral. La primera parte terminó 1-0 para el Elche C.F. con un gol de Rodri. En la segunda mitad, los hombres de Rafa García ‘Tinte" buscaron con ahinco la meta ilicitana defendida por Navarro y conseguían empatar por mediación de Joaquín Peiró. El partido se abrió y ambas escuadras buscaron la victoria. Fue en el minuto 73 cuando Ruiz Casasola, árbitro del partido, convertía una falta cometida fuera del área ilicitana en un penalti que transformaría el brasileño Ramiro en el definitivo 1-2 para los colchoneros.

Ocho temporadas consecutivas sin perder ante el Atlético
Tras las primeras victorias de los colchoneros en el feudo blanquiverde, el Elche C.F. sumaría ocho enfrentamientos sin conocer la derrota ante el equipo madrileño. En la temporada 1962/63 se vivió un partido de máxima tensión porque los ilicitanos querían salir cuanto antes de la zona baja de la tabla y los atléticos luchaban por la Liga. En la grada estaba el seleccionador nacional Villalonga, algo que supuso un plus para los futbolistas de ambos equipos. Ángel Romero anotaba a los tres minutos un gol olímpico y Adelardo empató para el Atlético. A falta de doce minutos para el final, de nuevo, Romero marcaba el definitivo 2-1. La ambición de los hombres de Bumbel fue lo más destacado, ya que a pesar de ir por delante en el marcador,  buscaron incesantemente un nuevo gol y encerraron al Atlético en su portería.

Un año más tarde, el 15 de marzo de 1964, los ilicitanos vencían 2-0 de forma cómoda con goles de los paraguayos Ángel Romero y Juan Carlos Lezcano. La charla técnica de Heriberto Herrera en el descanso fue decisiva y los franjiverdes maniataron a los colchoneros de tal manera que la segunda parte fue plácida para el Elche. Nueva victoria ante un Atlético de Madrid de Sabino Barinaga que llevaba invicto nueve jornadas del campeonato.

En la temporada 1964/65 los puntos en juego eran vitales para ambos equipos. La balanza se decantó del lado ilicitano merced al partido de Tomeu Llompart que ‘secó" al colchonero Mendoza, anulando así cualquier atisbo de peligro sobre el marco de Manolo Pazos. Los Glaría, Luis Aragonés, Ufarte, Adelardo o el ex franjiverde Cardona, fueron incapaces de crear el más mínimo peligro en el área ilicitana. Lezcano en el minuto 17  marcó el gol del triunfo. Con aquella victoria, el Elche C.F. dejaba casi sin posibilidades al Atlético de Madrid  de ganar la Liga y se la dejaba en bandeja al Real Madrid.

Una temporada después, el día de Reyes de 1966 tuvo lugar uno de los mejores partidos que se disputó en los 50 años de vida del viejo Altabix. Otto Bumbel alineó de salida a Pazos,Verdú, Iborra, Forneris, Lico, Llompart, Casco, Lezcano, Vavá, Marcial Pina y Canós; mientras que Domingo Balmanya puso sobre el tapete a Madinabeytia, Rivilla,  Griffa, Calleja, Glaría, Martínez Jayo, Ufarte, Adelardo, Mendoza, Luís Aragonés y Collar. El empate a cero con el que terminó el partido fue una mera anécdota ya que ambos equipos hicieron una demostración de fútbol de ataque nunca antes visto en la ciudad.

Ya en la 1966/67, la victoria caería de nuevo del lado ilicitano que vencía 2-1 con goles de Lezcano y Cascó. El encuentro contó con numerosas bajas por lesión de los atléticos y donde Juan Carlos Lezcano y Tomeu Llompart jugaron también enfermos.

Siguiendo con el repaso a los antecedentes entre franjiverdes y colchoneros en Primera División y en tierras ilicitanas, encontramos los tres últimos resultados de esa racha de nueve encuentros consecutivos en el Elche C.F. salió invicto ante el Atlético. El 28 de enero de 1968, el equipo ilicitano de Fernando Daucik vencía por la mínima con un golazo de Asensi en la segunda parte. El héroe del partido sería el meta gallego del Elche, Manolo Pazos. Con el tiempo cumplido detenía dos disparos a bocajarro de Luis Aragonés y Griffa.

Un año después, en un choque que fue televisado para toda España y hubo justo reparto de puntos. Marcaban primero los colchoneros con un gol de José Eulogio Gárate. Los ilicitanos fueron pacientes y le dieron la vuelta al marcador con goles de Vavá y Serera. A falta de pocos minutos para el final del encuentro, de nuevo Gárate batía a Araquistáin, que reaparecía aquella tarde en la portería del Elche C.F. y establecía el definitivo empate a dos goles.

Para terminar con aquella racha de resultados encontramos el empate a un gol de la temporada 1969/70. Gárate y Asensi fueron los autores de los goles.

Máxima igualdad en los 70: dos victorias por bando y dos empates
La década de los 70 deparó seis enfrentamientos entre franjiverdes y colchoneros en Primera División y dejo un bagaje igualadísimo. Diez temporadas después de la primera victoria de los colchoneros en tierras ilicitanas, sería el ex técnico franjiverde Marcel Domingo quién consiguiera de nuevo la victoria dirigiendo al Atlético de Madrid.

Los colchoneros, sin apenas esfuerzo y aprovechando los errores en defensa de los ilicitanos, vencieron por un contundente 0-4. Tres goles de Gárate y uno de Jabo Irureta noquearon a un Elche C.F. que puso más corazón que cabeza en aquel encuentro. El resultado fue otro paso atrás en las aspiraciones de salvación del equipo, el cual acabaría descendiendo.

Tras el paso del equipo por Segunda División, el 3 de febrero de 1974 ambos clubes se veían de nuevo las caras en tierras ilicitanas. El partido fue muy nivelado y tuvo a dos claros protagonistas: Emilio Esteban y Miguel Reina. Ambos cancerberos dejaron a cero sus porterías a pesar de tener enfrente a delanteros de la talla de Heredia, Jaime Cano, Sitjá, Ayala, Irureta o Gárate.

Después llegarían dos victorias consecutivas de los franjiverdes; la primera en la temporada 1974/75, en el arranque del campeonato en Altabix. Los hombres de Néstor Rossi fueron infinitamente superiores a los de su compatriota Juan Carlos Lorenzo. El partido terminó con victoria ilicitana por 1-0, merced al tanto del argentino Gómez Voglino, que al igual que Rubén Cano, debutaba aquella tarde con la franjiverde.

Un año más tarde Rubén Cano fue el protagonista después de participar en los tres goles ilicitanos. El Elche fue siempre superior y firmó uno de los mejores partidos de la temporada ante los colchoneros, entrenados por Luis Aragonés. Sitjá, Gómez Voglino y Alfonseda marcaron para Elche C.F., mientras que el Ratón Ayala anotó para el Atlético de Madrid en el 3-1 final que reflejó el marcador. Esa tarde debutó con el primer equipo el  juvenil Díez Guilabert, debido a  la lesión de Emilio Esteban en un entrenamiento. De esta manera se convirtió hasta la fecha en el primer y único ilicitano que ha defendido la portería del Elche C.F. en Primera División. Por su parte en las filas del  Atlético de Madrid jugaron Capón y Aguilar, años después futbolistas del Elche C.F.

En octubre de 1976 el Atlético de Madrid de Luis Aragonés conseguía su cuarta victoria en tierras ilicitanas ya en recién estrenado Nuevo Estadio. El Elche manejó más minutos el balón, pero el que el Atlético de Madrid tuvo más puntería y aprovechó mejor sus ocasiones. A falta de  siete minutos Aguilar marcaba el gol de los colchoneros. Aquella tarde fue la del regreso de Rubén Cano a la ciudad, ya en las filas del Atlético. La afición ilicitana le recibió con una ovación de gala.

El último choque de la década de los 70, terminaría con el que es también el último empate entre ambos clubes en tierras ilicitanas. Para el Elche era un partido a vida o muerte; el equipo caía derrotado la semana anterior en el Camp Nou ante el F.C. Barcelona y evitar el descenso a Segunda División era prácticamente imposible. Pero el equipo entrenado por Juan Carlos Lezcano luchó hasta el final por apurar todas las posibilidades que pasaban por ganar a los colchoneros y jugársela en Cádiz. Lezcano concentro días antes al equipo en Santa Pola para preparar al máximo el partido. La tarde del partido fue mala y no ayudó con un chaparrón importante al principio del partido. Los ilicitanos salieron a por todas y se adelantaron en el marcador con un gol de Félix. Antes del descanso, un gol de Rubén Cano y otro de Leivinha ponían en ventaja al Atlético de Madrid. Pero nada más comenzar la segunda parte, Marcelo Trobbiani empataba el partido y la ilusión volvía al Nuevo Estadio. De hecho el equipo estuvo a una gran altura y fueron numerosas las ocasiones en la portería defendida por Miguel Reina. El Elche llegó a colocarse con un esperanzador 4-2, con goles del ilicitano Lorenzo Antón y Sitjá. Pero a falta de tres minutos, Rubén Cano empataba el partido con dos goles y la afición ilicitana veía como un ex franjiverde enviaba al Elche C.F. a Segunda División. Aparte de Rubén Cano, Marcial Pina y Capón también jugaron  en el conjunto colchonero. Ese encuentro también supuso el último con el Elche del paraguayo Aníbal Montero, que cumplía su partido nº 150 como titular en el Elche en Primera División.

Una victoria por bando en los dos últimos enfrentamientos
La tarde del 21 de abril de 1985, la historia se repetía. El  Elche C.F. se despedía de Primera División de nuevo ante el Atlético de Madrid, que matemáticamente se había proclamado sub campeón de Liga la jornada anterior. Ya sin presión de los puntos en juego, los hombres de Carlos Maciá Bonet contrarrestaron muy bien a los colchoneros y pusieron la guinda a un gran encuentro en el minuto 83 con un gol de Carlos. La afición, a pesar del descenso de categoría, despidió con una ovación al equipo. El partido fue televisado por Televisa para México, debido al seguimiento que hacían sobre Hugo Sánchez en sudamérica. Aquel fue el último partido del Elche C.F. en Primera División dirigido desde el banquillo por un ilicitano.

Por último, ambos equipos se vieron las caras en la máxima categoría del fútbol nacional en Elche el 23 de octubre de 1988. No jugó mal el Elche pero encajó los dos primeros goles a balón parado en sendas faltas de Paolo Futre y Baltazar. En el minuto  46, Saavedra acortaba distancias. Sin embargo el Elche C.F. ya no sería capaz de sorprender al equipo de Ron Atkinson que además aumentaba la renta merced a un gol de Manolo (1-3). Los últimos protagonistas que disputaron puntos en Primera División fueron Puente, Benito Sánchez, Javi, Liceranzu, Cepeda, Del Barrio, Pedro Pablo, Bracun, Claudio, Saavedra y Robi por parte del Elche C.F.; mientras que Abel Resino, Tomás, Luis García, Sergio, Armando, Torrecilla, Donato, Orejuela, Manolo, Baltazar y Futre por el Atlético de Madrid.

Para concluir, cabe destacar que, en computo total de goles en tierras ilicitanas, el Elche ha marcado 27 por 26 del Atlético de Madrid.

Antonio J. Pamies

Área Comunicación Elche C.F.